Un Patrimonio Universal

El benigno medio y el paso obligado de estos montes en las rutas peninsulares propicia la presencia humana desde tiempos remotos. La sierra tiene grabada en piedra la presencia de importantes culturas que recorren la historia sin saltos.

Es de tal importancia los restos encontrados hasta el momento, que toda la Sierra está declara Monumento Arqueológico Nacional desde 1931.

PUEBLO
HISTORIA

Esa distinción será perfectamente extensible a la población, que mantiene casi intacto el ambiente de una encantadora villa medieval. Hasta tres de sus edificios forman parte también del Patrimonio Nacional: la Iglesia de la Vera Cruz, el Palacio de los Chaves y el Convento de los Agustinos, hoy en ruina pero de una majestuosidad imponente.

Pero no son sólo relevantes estas referencias, prácticamente todas la casas tienen gran antigüedad y todas una historia que seduce su tiempo y a todos los que la conocen. Aunque hay muchas tierras donde los mitos arraigan, en ningún lugar de España, la Cruz de Cristo, lo hizo antes que aquí.

El nombre ya nos atrapa y en la lejanía ya nos fascina su silueta. Todo es tan perfecto, todo en su sitio y hasta en los defectos encontramos la referencia de lo mejor.

El sugerente granito ocupa gran parte del suelo, de la sierra hacia el oeste. Bolos que muchas veces son enormes aparecen en cualquier parte como setas gigantes. Entre ellos hay misteriosas oquedades, grabados rupestres, entornos que te transportan a tiempos muy lejanos, donde todo era exactamente igual que en nuestros días. El resto, hacia el norte y oeste, se llena de pardas pizarras.